ENTREVISTA A ISABEL CELAÁ. MINISTRA DE EDUCACION

ISABEL CELAÁ

MINISTRA DE EDUCACIÓN

 

 

“Crearemos una asignatura de valores cívicos y no será optativa”

“La enseñanza pública no puede ser sustituida por la concertada"

 

Isabel Celaá (Bilbao, 1949) lleva tres décadas dedicadas a la política educativa. La ministra de Educación y Formación Profesional, que fue consejera en el Gobierno vasco de Patxi López, defiende la enseñanza pública como “ascensor social”. Cuatro años después de la entrada en vigor de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), llega al ministerio decidida a “descargarla de los aspectos más denostados por la comunidad educativa”, los que en su opinión más han contribuido a la desigualdad. Celaá suprimirá por ley los itinerarios educativos que segregan a los alumnos desde los 13 años y garantizará que la escuela pública nunca sea sustituida por la concertada. La ministra anuncia también que la asignatura de religión dejará de contar para la nota media de bachillerato y anuncia que habrá una nueva asignatura obligatoria de valores civiles y éticos.

 

Pregunta. ¿Hay alguna posibilidad de que haya un pacto por la educación que incluya al PP?

 

Respuesta. A eso aspiro. Cuento con la predisposición favorable del Partido Popular. Si no la tiene, significará que no tiene voluntad de estabilizar el sistema educativo español.

 

P. ¿Qué planes tiene respecto a la Lomce?

 

R. A través de una ley que llevaremos al Congreso queremos descargar la Lomce de todos aquellos aspectos que han sido más vulneradores de la igualdad de oportunidades. Los itinerarios que se diseñan a los 13 años y condicionan al alumno para toda su vida serán retirados en esa nueva ley. La equidad es nuestra mayor fortaleza. Buscamos una educación que sea ascensor social y no reproductor de las desigualdades sociales.

 

P. Hay temor en algunos sectores por el futuro de la enseñanza concertada.

 

R. La Lomce ha permitido que algunas comunidades hayan cedido terrenos públicos para centros concertados. De facto, la educación pública se ha convertido en una red subsidiaria de la concertada. Esto no puede ser. La educación pública es el referente, el eje vertebrador del sistema educativo. No puede ser sustituida por la concertada.

 

P. ¿Hay algo que quitar a los centros concertados o se refiere a los nuevos espacios?

 

R. Tenemos que hacer un diagnóstico certero, pero quiero mandar un mensaje de tranquilidad general. Aquellos centros que están cumpliendo fielmente con sus obligaciones no tienen nada que temer. Pero queremos una red pública sólida, y la red concertada es complementaria de la pública, pero no al revés. Descargaremos la Lomce de todo lo que ha traído desigualdad.

 

R. Se eliminarán.

 

P. ¿Reformarán el sistema de acceso a la universidad?

 

R. La EBAU (Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad) cumple su función satisfactoriamente.

 

P. ¿Qué pasará con la asignatura de religión?

 

R. Religión no puede tener valor académico y contar para la nota media. Y, desde luego, no puede tener una asignatura espejo como alternativa, porque eso significa que el derecho de unos se convierte en la obligación de otros. Los valores cívicos han de ser universales y, por lo tanto, todos los alumnos y alumnas han de cursarlos.

 

P. Entonces, ¿volverá Educación para la Ciudadanía?

 

R. Prefiero no hablar de Educación para la Ciudadanía si esto va a ser objeto de diatriba por un nombre. Crearemos una asignatura de valores cívicos y éticos, y no será optativa.

 

P. ¿Con qué mayoría cuenta para sacar adelante esta ley?

 

R. Con mayoría suficiente. Mi aspiración es llegar a alcanzar acuerdos con todas las fuerzas políticas, pero en función de los temas entiendo que podré alcanzar mayoría suficiente para modificar la Lomce.

 

P. Con el PP hay dificultades de origen. ¿Hay base para entenderse con Ciudadanos?

 

R. Hay una buena predisposición en ambos. A Ciudadanos le importa mucho la educación, a juzgar por todas las afirmaciones que viene haciendo.

 

P. A Ciudadanos le preocupa que en la enseñanza se respete el castellano en las comunidades autónomas en las que hay otras lenguas, como en Cataluña. ¿Hay que cambiar algo?

 

R. Mi antecesor zanjó el debate. Lo importante realmente es que los alumnos y alumnas, tanto los catalanes como los de otras comunidades, salgan con una competencia aceptable, suficiente según su nivel en ambas lenguas cooficiales. Y además, tienen que hacer sitio para una lengua extranjera utilizada de forma vehicular.

 

P. Esta enseñanza en lengua extranjera en algunas comunidades no funciona, los alumnos necesitan refuerzo externo si se lo pueden pagar.

 

R. El bilingüismo no puede ser un mecanismo de segregación. Tiene que actuar como mecanismo de cohesión social, de forma que los alumnos y alumnas que tienen más condicionantes socioeconómicos puedan acceder a esa enseñanza bilingüe, de igual manera que cualquier otro.

 

P. ¿Están preparados los profesores?

 

R. Este es un proceso progresivo que no se puede hacer de golpe. Tenemos que contar con la formación de los profesores. Pero no todos tienen que trabajar en dos lenguas. Los centros educativos, en razón de su autonomía, con flexibilidad, tendrán que saber qué profesionales tienen que puedan enseñar en esa lengua extranjera.

 

P. ¿Compensarán los años de recortes que han sufrido los profesores de la pública?

 

R. Los profesores son la clave de arco de la educación y sus condiciones de trabajo se han visto endurecidas desde el Real Decreto 14/2012. Tenemos la intención de revertir las medidas de ese real decreto que han empeorado las condiciones de trabajo de los profesores, las ratios, las sustituciones, etc y que ha tenido un impacto también en la igualdad de oportunidades. Ese es nuestro objetivo a corto plazo y la semana que viene informaremos al Consejo de Ministros de esa reforma.

 

P. Entonces, ¿se modificará pero no se derogará?

 

R. Este real decreto es un compendio de medidas que afectan a las comunidades autónomas y por otro, a las universidades. Abordaremos las que afectan a nuestro ministerio.

 

 

P. ¿Qué plazos contempla para la nueva ley que modifique la Lomce?

 

R. Entraría en vigor en el curso 2019-20.

 

P. Un tema urgente es el decreto de becas.

 

R. Nos encontramos con un decreto que ya estaba a punto de salir, no podemos demorarnos. Vamos a introducir alguna mejora en el sentido de asegurar la cantidad fija que reciben los becados. Pero de esto hablaremos la semana que viene.

 

P. Durante la negociación del pacto de Estado el PSOE hizo bandera de aumentar la financiación de la educación al 5% del PIB. ¿Es asumible?

 

R. Nosotros trabajamos con ese horizonte para 2024-2025. Eso significa que los recursos para educación tienen que ir aumentando progresivamente y no caminar en sentido contrario.

 

P. ¿Puede haber más abandono escolar ahora que se inicia una fase de crecimiento económico en España?

 

R. El índice del abandono temprano en estos momentos está situado en el 18,5%, lo cual es un dato preocupante. Tenemos que llegar al 15% en 2020. Siempre ocurre que, cuando se abre el mercado de trabajo, los jóvenes se van al empleo. Hemos de trabajar en corresponsabilidad con los empresarios para que sean cómplices y no nos arrebaten niños y niñas que todavía no tienen la suficiente formación.

 

P. ¿Cómo frenará el abandono escolar ante la perspectiva de ganar un sueldo aceptable en la construcción o en la hostelería?

 

R. Con mucho diálogo. Tengo previsto reunirme pronto con la CEOE, con la CEPYME y con los agentes sociales para esta cuestión. Y para la Formación Profesional (FP), también. El Gobierno va a hacer una regulación de la FP dual. Queremos visibilizarla y dignificarla con historias de éxito de jóvenes titulados de grado medio que se han convertido en verdaderos emprendedores. La FP no puede ser un caladero de segunda categoría. Tenemos un 12% de alumnos, la mitad del 25% de la OCDE.

 

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de navegació.
En continuar amb la navegació entenem que acceptes la nostra política de cookies.