OPTIMISMO, QUE YA TOCA

JORDI JUAN

La Vanguardia

 

Una corriente de mesurado optimismo recorrió ayer los salones del hotel Vela de Barcelona donde se iniciaron las jornadas del Cercle d’Economia. Un optimismo no solo centrado en las buenas expectativas que despierta el fin de la pandemia para la economía, como pusieron de manifiesto ayer primeros espadas como Ana Patricia Botín (Santander), Pablo Isla (Inditex), José María Álvarez-Pallete (Telefónica) o Marc Puig (Puig), sino también un optimismo por la política, y esto sí que es nuevo. El nuevo clima de diálogo que se está suscitando por los primeros gestos del nuevo Govern y la proximidad de los indultos a los líderes independentistas era perfectamente percibido en las conversaciones entre pasillos y en las intervenciones de los oradores como algo positivo.

Así, al presidente del Cercle, Xavier Faus, no le dolieron prendas en mostrarse públicamente a favor de los indultos en la inauguración de las jornadas. Faus criticó que Catalunya lleva diez años viviendo en una parálisis a consecuencia del procés , pero quiso felicitar al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, porque consideró que “los primeros movimientos del nuevo Govern marcan una activación, unos primeros pasos, que valoramos positivamente”. Aragonès, que intervenía a continuación, no lo dejó en mal lugar. Hizo un discurso muy constructivo sobre la necesidad de gestionar bien la Administración y tendió su mano al Gobierno de Pedro Sánchez para dialogar abiertamente sobre la solución del conflicto. Aragonès acabó su discurso y se marchó, pero al cabo de dos horas volvió para estar presente en la reunión con el Rey y el presidente de Corea del Sur, Mun Jae In. Es cierto que no se quedó a la cena ni mañana estará escuchando la intervención de Sánchez, pero como dijo a preguntas de los socios: “El Govern estará representado”.

La visita del presidente coreano ayer y la del presidente italiano, Mario Draghi, mañana, no dejan de ser un acontecimiento, porque Barcelona llevaba más de diez años sin recibir a ningún jefe de Estado. Hace unos días titulamos un artículo en esta misma sección con el sugestivo título “Algo se está moviendo”. Ahora ya podemos constatar que el movimiento es claro y, si no se tuerce, va en la buena dirección.

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de navegació.
En continuar amb la navegació entenem que acceptes la nostra política de cookies.