REACCIÓN DE IGLESIAS: "SÍ, PERO..."

IGLESIAS RECONOCE QUE “ALGUNAS MEDIDAS” DE LA PROPUESTA DE SÁNCHEZ “SUENAN BIEN”, PERO AGUARDA PARA DAR UNA RESPUESTA DEFINITIVA, Y EL LÍDER DE UNIDAS PODEMOS MANTIENE SU OBJETIVO DE UN ACUERDO DE GOBIERNO DE COALICIÓN

 

Pablo Iglesias se mantiene a la espera.  "Algunas medidas suenan bien"(…). El dirigente de Unidas Podemos pospone cualquier otro tipo de valoración hasta que su formación estudie el documento completo. Los de Iglesias acudirán a todas las citas que les plantee el PSOE —incluida la de este jueves entre los equipos negociadores—, pero en esos encuentros no se limitarán a hablar de programa, como ha recordado el dirigente este martes: "Le vamos a decir que una negociación implica hablar de los equipos porque si no los programas se los lleva el viento. Respetemos la cultura de la coalición". La formación no renuncia a entrar en el Consejo de Ministros de un Gobierno liderado por Sánchez, pese a que el presidente haya descartado esta opción.

(…) La nueva propuesta del PSOE suena a la misma canción con la misma letra en Unidas Podemos. La coalición de partidos que lidera Iglesias está dispuesta a negociar con el PSOE con independencia del calendario que planteen los socialistas y los documentos que pongan sobre la mesa. El equipo negociador de Unidas Podemos ha recibido esta tarde la llamada para reunirse el jueves, confirman fuentes de la dirección de Podemos.

"En los documentos caben todas las palabras bonitas y luego no se cumplen", ha insistido Iglesias para justificar su desconfianza respecto al presidente en funciones. Un sentimiento recíproco entre los dos líderes, que el dirigente de Unidas Podemos considera "normal en política". El acuerdo de Presupuestos que alcanzaron las dos formaciones y que no consiguió el aval parlamentario —devino en la convocatoria electoral del 28 de abril— aparece de manera recurrente en el argumentario de Iglesias y sus compañeros de partido para rechazar un pacto que les convierta únicamente en sustento parlamentario del PSOE.

Los dirigentes que forman el equipo negociador de Unidas Podemos han optado por la misma fórmula que Iglesias: esperar en silencio. No volverá a haber un intercambio de declaraciones a través de los medios o de las redes como el que se produjo a inicios de agosto entre Carmen Calvo (PSOE) y Pablo Echenique cuando ambos líderes negociadores mostraron algo más que sus diferencias en público. Cualquier exabrupto o palabra malinterpretada puede servir como armamento en un futuro escenario electoral, calculan en el partido de Iglesias. Por eso, Unidas Podemos, aseguran fuentes consultadas, tiene intención de aceptar cualquier vía de diálogo. Sea cual sea la mesa elegida para retomar los contactos. Al menos, por ahora.

 “Tenemos que desbrozar el camino”, dice una fuente del equipo negociador que, como el resto de sus compañeros, asume que este primer contacto tiene más de forma que de fondo. Es decir, existe la sensación generalizada en el grupo confederal de que el PSOE vuelve a recurrir a una táctica dilatoria para demorar la negociación. En ningún caso, explican las fuentes consultadas, estos encuentros previos a la reunión definitiva entre Sánchez e Iglesias servirán para que Unidas Podemos acepte un acuerdo de programa.

Antes de llegar a la disolución de las Cortes -prevista para el 23 de septiembre si no hay acuerdo- y que se convoquen elecciones el 10 de noviembre, Iglesias ha reconocido estar dispuesto a "asumir una humillación". "La mía personal. Pero no a que se humille a 3,7 millones de habitantes que nos han votado". El líder de Podemos considera que Sánchez "está faltando el respeto a la inteligencia de los españoles si está pensando en repetir las elecciones" y se ha preguntado "cuánto dura su palabra" ..

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de navegació.
En continuar amb la navegació entenem que acceptes la nostra política de cookies.