• Cat vs Esp
  • 3ª OLEADA RECAPITULACIONES (Desde 25/01/2019 a 22/02/2019)

3ª OLEADA RECAPITULACIONES (Desde 25/01/2019 a 22/02/2019)

MÁS CENTRALIZACIÓN

 

Sin artículos en este periodo

 

FEDERAL / CONFEDERAL

 

CASSANYES, XAVIER (22/02/2019)

La desafortunada sentencia del Alto Tribunal sobre la constitucionalidad del Estatuto de Catalunya, supuso poner en duda la efectividad de la vía legal para promover cambios en el statu quo político. La gravedad de aquella sentencia, sobre un texto legal en vigor votado por el parlamento catalán, enmendado y aprobado por el parlamento español y luego por referéndum en Catalunya, está en que puso en duda, minusvalorando, la naturaleza del parlamento español como depositario de la soberanía nacional.

 

Catalunya y Euskadi regiones con partidos nacionalistas consolidados, entonces y ahora, y Galicia, como otras Comunidades que tuvieron, la mayor parte de sus historia un régimen foral propio, siguen teniendo una visión de la autonomía distinta a la de otras que compartieron unidad con el reino de Castilla o Andalucía, que sin haber tenido régimen foral tiene características identitarias propias. Ante esas realidades diferenciales, la respuesta del Estado tiene que ser proveer un cauce institucional capaz de colmar las aspiraciones de unos y otros, y reformular la unidad nacional española que es plenamente compatible con el reconocimiento del Estado plurinacional y, administrativamente, con el Estado Federal.

 

SARTORIUS, NICOLÁS (15/02/2019)

En el fondo, el federalismo es la forma más natural de nuestro Estado, pues somos un país plural en su unidad con lenguas, culturas, derechos e instituciones diversas dentro de una historia común.

La fortaleza del Estado depende, en esencia, de la cohesión social y de la territorial que son, en mi opinión, inseparables. Ambas son las que hacen fuerte a las instituciones al lograr una sólida adhesión de la ciudadanía a las mismas

Culminar nuestras autonomías en un federalismo basado en los principios de cooperación, lealtad institucional, solidaridad, unidad y pluralismo fortalecería nuestra democracia. Un federalismo social que debería reconocer a ciertos bienes sociales como la sanidad, las pensiones, o la vivienda en determinadas circunstancias, las mismas garantías de las que gozan hoy los derechos fundamentales. Un federalismo insertado en una UE abocada a federarse si quiere afrontar con éxito las actuales amenazas disolventes. Un peligro, por cierto, que, o abordamos con una mayor unión política, o se pondrán en cuestión, como ya está sucediendo, los avances logrados en la integración económica.

 

 

VALERO GONZÁLEZ, JOSEP (8/02/2019)

La única clave de bóveda democrática para encontrar una salida al proceso catalán. Canadá lo entendió y su Tribunal Constitucional arbitró una vía de salida que aceptaron el gobierno federal canadiense y el gobierno de Quebec, las partes en conflicto. Votar con garantías un Referéndum y arbitrar mecanismos de aplicación cuidadosa de los resultados.

 

 

MÁS AUTONOMÍA

 

CELA CONDE, CAMILO (8/02/2019)

 

El problema no es que se quiera a la vez dialogar y no dialogar, sino qué es lo que cabe entender el diálogo. Lo común es entenderlo como cruce de argumentos ante cualquier problema, como sin duda es el encaje de Cataluña en el Estado que ha de sustituir al de las autonomías procedentes de la época de la transición. Pero semejante diálogo resulta imposible si cada uno de los interlocutores tiene decidida de antemano su postura y se niega siquiera a considerar la del otro.

Con la figura del relator, según se entienda como árbitro o notario, se deriva ya desde el principio qué sentido tiene el conflicto entre Cataluña y el Estado de las autonomías.

 

COSOBERANÍA / MEDIACIÓN

 

CAMÓS MARTORELL, SANTIAGO (1/02/2019)

 

Este conflicto político que debe resolverse únicamente en el ámbito político y por tanto debe des-judicializarse para resolverse en los Parlamentos, Catalán y Español.

La solución pasa por ir dando marcha atrás a cada uno de los planteamientos independentistas y antinacionalistas y, mientras tanto, re-valorar el estado de autonomías de manera que nadie pierda. Catalunya debería conseguir un estatus que le permita no perder el empuje económico que la ha situado en el lugar que ha estado hasta estos últimos años y así contribuir a la mejora estructural y económica de una España solidaria y en convivencia pacífica.

 

 

REFERENTES

 

CASSANYES, XAVIER (22/02/219) (Extracto, “La España que Sí puede Ser”, Ed. Síntesis, 2015, Madrid Cap. 1, pp. 47-54)

La Constitución proveyó un modelo territorial que en sí mismo estaba abierto y en proceso de construcción. Se establecía el mecanismo legal por el que las provincias se agruparan, o por sí mismas, se constituyeran en Comunidades Autónomas, por iniciativa de las Diputaciones Provinciales, y la forma cómo se trasferirían las competencias del Estado Central a los nuevos entes autonómicos, hasta un nivel competencial que se fijaba en los artículos 148 y 149. No se trataba de un modelo federal, por cuanto la mayoría de las competencias se compartían entre Estado y Autonomía y, de rebote, se institucionalizaba la permanente discordia de criterios interpretativos, fuentes de conflictos, ni obviamente se trataba de un proyecto de estado unitario descentralizado. A camino entre lo uno y lo otro, el texto constitucional nacía con la exigencia de ser completado con un añadido o una reforma a medio plazo, cuando los nuevos entes autonómico hubieran asumido un panel similar de competencias y experiencias de gobierno regional. Para muchos, la Constitución fue la que pudo ser en aquella tesitura a la espera de una futura reforma, que habría de hacerse en algún momento, en sentido federal.

 

 

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de navegació.
En continuar amb la navegació entenem que acceptes la nostra política de cookies.