CATALUNYA, EL TERRITORIO «DESLEAL»

JOSEP VALERO

 

 

Abstract

La única clave de bóveda democrática para encontrar una salida al proceso catalán. Canadá lo entendió y su Tribunal Constitucional arbitró una vía de salida que aceptaron el gobierno federal canadiense y el gobierno de Quebec, las partes en conflicto. Votar con garantías un Referéndum y arbitrar mecanismos de aplicación cuidadosa de los resultados.

 

 

CATALUNYA, EL TERRITORIO «DESLEAL»

 

Mala solución tiene lo que se diagnostica mal. Para las mentalidades interesadas en vender que España es la "nación más antigua de Europa», Catalunya sólo se puede ver como un territorio rebelde, cuando la mayoría de sus habitantes se ven a sí mismos como una nación diferente. Si falla la metafísica concepción de la «sagrada unidad de la Patria», hay que imponer el argumentario a partir de la inamovilidad de la legalidad vigente. «Seréis españoles, quieras o no quieras», claman, si no aúllan, los autoproclamados patriotas españoles frente a cualquier grieta que huela a diálogo. El PP, Vox y Ciudadanos, se venden como los nuevos Moisés que llevarán a España a la tierra prometida. Los nuevos profetas ven en el artículo 155 de la Constitución, las tablas de la ley que hay que lanzar inmediatamente y como castigo, el pueblo idólatra catalán. Todo lo que se salga de este guion es herejía, traición y proteger el «golpe de estado independentista». Desgraciadamente esta es la visión compartida por la monarquía. Ya lo dijo el rey Felipe VI antes del referéndum de octubre de 2017, los ciudadanos desleales sólo pueden esperar la aplicación implacable de la ley. Palos, represión, petición de penas absurdas y desproporcionadas, suspensión de las leyes autonómicas ... para luego votar casi el mismo que había antes.

Tal vez no habría cosa más ridícula que mantener el año 2019, la idea de la unidad de España a partir de su pasado imperial y en la legitimidad basada en la agregación forzada de territorios a partir de guerras de conquista. La uniformización castellana de España, intentada de forma reiterada en los últimos trescientos años, siempre ha sido al final un fracaso. Y sólo se ha podido imponer legalmente, a partir de las políticas directamente represivas.

Ahora algunos llamados progresistas acusan al movimiento independentista catalán de haber despertado la fiera dormida del franquismo sociológico. Es decir, lo que se critica es haber despertado a la fiera !, no que la fiera estuviera bien viva y suelta! El profesor de derecho constitucional Javier Pérez Royo, habla de que lo que fue un auténtico golpe de estado, fue la sentencia del Tribunal Constitucional, anulando partes sustanciales del Estatuto de Autonomía de Catalunya, acordado soberanamente por el Parlamento catalán, por el Parlamento español y refrendado con un referéndum en Cataluña, tal como establece la propia Constitución Española. Ahora bien, si doce miembros de un Tribunal mal llamado constitucional, no fueron capaces de respetar ni la soberanía del pueblo español que reside constitucionalmente a las Cortes, como podrán reconocer la soberanía o la capacidad de decidir del pueblo catalán?

Porque esta es la única clave de bóveda democrática para encontrar una salida al proceso catalán. Canadá lo entendió y su Tribunal Constitucional arbitró una vía de salida que aceptaron el gobierno federal canadiense y el gobierno de Quebec, las partes en conflicto. Votar con garantías un Referéndum y arbitrar mecanismos de aplicación cuidadosa de los resultados. Cataluña mayoritariamente se siente nación, quiere ejercer en referéndum su capacidad de decisión, y probablemente aún, no hay una mayoría absoluta de votantes independentistas. Si gana la fiera del neofranquismo podrán arrasar las instituciones autonómicas. Pero lo que perderá no sólo será la autonomía catalana. Perderá también la democracia española. Y a medio plazo, España acabará por perder también en Cataluña. Como hace hacer históricamente, con su mala administración represiva, con su imperio. (Traducido del catalán)

 

Josep Valero González.

Licenciado en Geografía. Miembro del Consejo de las Fundaciones Darder-Mascaró. Miembro de MÉS per Mallorca. Miembro del Colectivo Alternativas, representante de las Fundaciones al Grupo Renta Básica Islas Baleares y representante de las Fundaciones a la Plataforma de Mallorca contra los nuevos Tratados de Comercio e Inversiones.

 

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de navegació.
En continuar amb la navegació entenem que acceptes la nostra política de cookies.