ANTE LA SALUD MENTAL

MANUEL RASTOLL

 

 "Tu puedes ser psicólogo de tí mismo".

 

Ayer me decía una mujer, he hablado con el equipo de salud mental de la Cruz Roja y me he quedado muy tranquila. La gente quiere hablar y que se le escuche. La soledad es una de las epidemias de nuestro tiempo.  Con dejar hablar y devolverle su información como un espejo ya estás siendo psicólogo ( Carl Rogers 1942). El ayudar y ser ayudado ya es una terapia para los dos. La salud no es la ausencia de enfermedades es, sobre todo, la  buena gestión de lo que te pasa, de tus emociones, de tus conductas y de tus dudas. Lo importante no son mis pensamientos sino lo que hacemos con nuestros pensamientos para huir del catastrofismo y la negatividad. Al preguntar te puedes sentir unos minutos  ignorante, pero si no preguntas puede que seas ignorante toda la vida. Hay que preguntar, informarse sin  llegar a la infoxicación ( información tóxica o sobrepasada). Esto te ilustrará  sobre siguientes datos:

 la incidencia del virus,

las variedades o cepas,

 la eficacia de la vacuna en Israel, Gibraltar, en las residencias... También te ayudará a conocer las equivocaciones, las dudas, los nuevos peligros, la situación actual, las amenazas, en una palabra, la incertidumbre. Esa incertidumbre que es, en parte, la causante de nuestra ansiedad, de nuestras depresiones, de la tristeza, negación, pánico y suicidios. El problema no es el conocer esa realidad, sino el recibir esa información sin capacidad de gestionarla, sin resiliencia. El problema no es tener esos efectos psicológicos, el problema es alargar esos problemas y arrastrarlos hasta que se vuelven crónicos. Por ello, el acudir a los equipos de salud mental es el segundo paso una vez que tú has hecho de vigilante e incluso de psicólogo. Ellos son los que identificarán su gravedad, gestionarán las estrategias, te escucharán y te darán la medicación, si es necesario. Es cierto que estos equipos no tienen los recursos suficientes, y  ahora con el Covid, menos. Hay que exigir más equipos y más recursos, pero también ponerme yo en marcha y adoptar las estrategias, que me sugieran para vencer esta situación que me ha sobrevenido. Aquí me viene a la mente aquella frase de Ortega: "yo soy yo y mi circunstancia, y sino salvo mi circunstancia, no me salvó yo". Y la pregunta es qué puedo hacer para salvar mi circunstancia y con ello salvarme yo?. Mirar el pasado para aprender, y mirar el futuro para planificar. A nivel de estado planificar: La unión de todas las fuerzas. Si la democracia nacional no sirve para un mundo globalizado, pensar en una democracia global de expertos. Mientras, luchar por una unión estrecha entre científicos y políticos, dejando a los primeros las directrices y a los segundos la ejecución. Algo que creo que no se ha hecho a escala general. El cambio climático va a producir más sequía y más invasión de litorales con la proliferación consecuente de pandemias, migraciones. Obrar en consecuencia, dotando a la sanidad pública de los medios necesarios. Hemos dejado de ser la Sanidad Pública pionera , al menos, en los presupuestos.

A nivel de individuo como psicólogo de si mismo, planificar:

.Ser portador de la comprensión, pensar que el otro hace lo que hace y dice lo que dice según su madurez. Esto nos exige respeto al otro. Ser portador de la solidaridad. La ayuda al otro es el origen de la civilización (Margared Mead 1950 ). Ser portador de la confianza creyendo y conociéndose a si mismo, sus pros y contras para ser auténticos. Este fue el aforismo de los filósofos griegos, inscrito en el pronoas del templo de Delfos: "conócete a ti mismo". ( Sócrates 399 a.c.). Ser portador de la responsabilidad. El virus nos ha hecho vulnerables. Aunar nuestros esfuerzos aprendiendo a aprender. Llevando a cabo las pautas de la distancia social, el lavado de manos, la máscsrilla y el respeto a los espacios cerrados (aerosoles) aún estando vacunados.Con la vacuna puedes contraer el virus ( más leve) y contagiar. Ejercicio físico. Fomentarlo en todas sus modalidades como creador de bienestar.

Sabemos que la cortisona anula nuestros neurotransmisores (dopamina y serotonina) portadores de la relajación. El estrés debilita nuestro pensamiento y nuestras defensas, y permite la entrada de infecciones oportunistas. 

.Amar a la naturaleza, adentrándonos en ella, en excursiones de senderismo y en trabajo de campo y de jardines es otro modo de ser psicólogo de uno mismo. La comunidad ha puesto parcelas de huerto en distintas lugares de la ciudad. Yo conozco el de sa Cabana.

.Amar el arte en sus distintas manifestaciones música, pintura, danza, baile. Llegan tan profundamente al alma que las personas con Alzheimer se movilizan ante ellas.

.Tener un orden, una organización y unos hábitos durante el día y la noche ayuda a la salud del cuerpo.

.Finalmente, tener una buena alimentación y unos momentos de desactivación mediante la meditación, el yoga, el mindfulness y la lectura son otras de las formas de ejercitar el oficio de psicólogo del cuerpo y de la psique de uno mismo.   Mi pareja  y yo hacemos excursiones o paseos por distintas rutas de montaña,

 llogarets e, incluso, pueblos y barrios de la ciudad. Os confieso que nos ayudan un montón. Al mismo tiempo conocemos Mallorca, perfeccionamos la fotografía y nos ejercitamos en la escritura, con las crónicas de los paseos. Sabemos que hay grupos de senderismo de rutas de alta montaña, grupos de fotografía y !como no! de ciclistas. Todos están haciendo de psicólogos de sí mismos.

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de navegació.
En continuar amb la navegació entenem que acceptes la nostra política de cookies.