CAMINANDO HACIA LAS ELECCIONES (V)

ANTONI TARABINI

 

ESPAÑA, UNA GRANDE Y LIBRE

 

 

 

Ya ha comenzado la Campaña Electoral, aunque oficialmente no. EL Panorama político es claro :  la consolidación de dos (o tres) bloques enfrentados entre sí, sin ninguna posibilidad (al menos hoy por hoy) de ningún diálogo constructivo ni acuerdo transversal entre ellos. Ciudadanos ya ha explicitado su rotunda negativa a un pacto postelectoral con los socialistas, con Sánchez o sin él. Lo que le ubica, en principio, en el bloque de Centro-Derecha con el PP y VOX, el trío trifásico. El otro bloque, el centroizquierda, lo conforman a nivel estatal PSOE y PODEMOS con sus confluencias. Pero, a su vez, nos guste o no, existe un tercer frente que puede ser determinante: los partidos independentistas catalanes formados básicamente por ERC y PDeCat (con sus variables), que de momento no parece que se presenten a las Elecciones Generales en una sola candidatura.

Lo que voy a exponer sin duda es un simplismo, pero probablemente define los trazos fuertes, los slogans, de la campaña. Mucho me temo que el Centro Derecha, PP-C’s-VOX, con matices propios, situará en su frontal la defensa de España, con sus banderas al viento hondeando frente a sus enemigos, los independentistas. España Una, Grande y Libre. Ni agua, aplicación pura y dura del 155. Al otro lado de la barrera los independentistas, ERC y PDeCAT, anclados en pleno akelarre judicial en la exigencia sine qua non del derecho de autodeterminación . El slogan de los socialistas será su Agenda Social, los avances ya conseguidos y los pendientes; pero a su vez tendrá que optar y definirse por una España plural, diversa y tolerante, radicalmente opuesta a la España una, grande y libre. Podemos, inmerso todavía en su crisis, intentará presentarse como la garantía de una agenda social con una cierta apertura al diálogo en Cataluña.

Posibilidades de unos y otros, haberlas haylas. De momento el centroderecha, PP-C’s-VOX, se presentan como alternativa posible, especialmente desde que ciudadanos han perjurado por Belcebú no pactar con los socialistas, inclusive en las Autonómicas en Balears. En el marco del centroizquierda el PSOE parece configurarse como el partido más votado, lo que no le garantiza poder formar una mayoría ni gobernar. Unidos Podemos con sus confluencias, hoy por hoy, no parecer tener unas perspectivas muy halagüeñas, lo que no facilita una mayoría suficiente. Se podría especular sobre una mayoría parlamentaria estable de centro-izquierda con el apoyo parlamentario de nacionalistas catalanes y vascos. Y aquí surge el interrogante del millón: los partidos independentistas ¿se mantendrían en sus trece si la alternativa es una victoria de la derecha española , con el 155 incluido? ¿Jugarán al peligroso juego de “cuanto peor, mejor”? Viendo la imposibilidad real de una nueva declaración de Independencia, sin renunciar a su ideario propio, ¿podrían aceptar y convenir una “solución a medio plazo” basada en un Estatuto abierto con fundamentos jurídicos y reales de autogobierno? Hipótesis nada clara, visto el fundamentalismo vigente en Puigdemont y sus entornos.

No a la España Una,Grande y Tolerante, Si a la España Plural, Diversa y Tolerante. El futuro no está definitivamente cerrado. Posible es, fácil no.

 

(*) Publicado en DM

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de navegació.
En continuar amb la navegació entenem que acceptes la nostra política de cookies.