CATALINA CLADERA: «SOY PARTIDARIA DE CONTENER EL TURISMO»

CATALINA CLADERA

 

 

Catalina Cladera, presidenta del Consell de Mallorca, asegura que es necesario contener el turismo, rebajar los doce millones de turistas que visitan la isla cada año, recuerda que la apuesta por la sostenibilidad es irrenunciable y que debe caminarse hacia un cambio de modelo. Ahora bien, Cladera es muy consciente de que Mallorca, al menos de momento, necesita el turismo y cree que así será por muchos años. Considera, en todo caso, que habrá un antes y un después del coronavirus.

-¿Vendrán turistas este verano?

-Todo dependerá de cómo hagamos la desescalada. Creo que a partir de julio podremos tener una actividad turística, aunque no será como otras temporadas. Nos hemos de mentalizar de la importancia de abrir, ha de fomentarse la actividad. Hay un elemento clave, que es la conectividad. Es imprescindible. Confío en que se adopten las medidas necesarias para poder volar. Y hacerlo con seguridad. Y es importante que sea en julio y no en agosto.

-El turismo, ¿ha de ser sostenible?

-Sí. Es irrenunciable. El camino que habíamos iniciado para que el turismo sea sostenible no puede desandarse. La sociedad está muy mentalizada. La actual crisis de la COVID-19 no ha de ser un paso atrás. Es el futuro. Además, muchísimos de nuestros mercados emisores nos lo están demandando. En los países nórdicos, por ejemplo, ponen en valor que el turismo sea sostenible. Creo que estamos ante una oportunidad para nuestro sector para apostar aún más por la sostenibilidad.

-¿Y se puede ser sostenible si llegan a Mallorca casi doce millones de turistas?

-Esta crisis debe servirnos para profundizar en esta reflexión. En el corto plazo, debemos buscar la reactivación económica. Ahora bien, a medio plazo hemos de avanzar hacia un cambio de modelo. No hemos de avanzar hacia un turismo masivo, sino de calidad. Esto implica, evidentemente, no apostar por tener doce millones de turistas.

-¿Hemos de reducir el número de plazas turísticas?

-Es un debate complicado. No sé si es necesario reducir las plazas para que vengan menos turistas. Hemos de apostar por una contención. Estamos trabajando en el Plan de Intervención de Ámbitos Turísticos (PIAT), que se aprobará antes del mes de julio, que se ha de convertir en una herramienta para contener el turismo de masas.

-¿Hay que apostar por la desestacionalización o más vale concentrar todo el ‘mal’ en los meses de verano?

-Es necesario bajar el pico de turistas. Desestacionalizar es bueno, pero eso no significa que venga tanta gente en primavera u otoño como en verano.

-¿Es usted partidaria de decrecer?

-No es necesario repetir las cifras de turistas que teníamos estos últimos años. Soy partidaria de contener el turismo. Ahora bien, tengo claro que nuestra economía, al menos de momento, depende del turismo. Podemos contener y bajar un poco el número de turistas, pero siendo conscientes de la importancia de nuestra principal industria. Turismo, sí; pero cambiando de modelo y avanzando hacia la calidad y la sostenibilidad. No hay lugar para el turismo de masas.

-¿Cómo cambiará el Plan Estratégico de Turismo 2020-2023 con la COVID-19?

-Es uno de los proyectos de la legislatura. Estábamos ya a punto de presentarlo, pero el estado de alarma nos ha hecho replanteárnoslo y convertirlo en un Plan de Reactivación del Turismo. Es un plan, no solo de promoción turística, sino de todo aquello que podemos hacer desde el Consell para reactivar nuestra principal industria. Evidentemente, estamos también coordinados con el Govern. Hoy, estamos todos de acuerdo en que hemos de conseguir que Mallorca sea un destino seguro desde el punto de vista sanitario.

-¿Habrá campañas de promoción?

-De hecho, ya han empezado. Hemos hecho ya diferentes acciones en las redes sociales, que han contado con muchísimas visualizaciones. La idea era recordar que Mallorca, una vez superada la pandemia, seguirá siendo un gran destino. A partir de ahora, es evidente que deberemos adaptar la promoción turística a las nuevas circunstancias. Estamos definiendo qué hacer y cómo hacerlo. En todo caso, es evidente que no recortaremos el presupuesto destinado a promoción turística. Al contrario, destinaremos todo lo que haga falta para hacer una buena y efectiva promoción. Hemos de ajustar mucho el momento más adecuado y los mercados a los que debemos dirigirla. En primer lugar, debemos activar el turismo local, posteriormente el nacional y, finalmente, el internacional. Estamos muy condicionados, evidentemente, por la conectividad.

-Entiendo que no faltará promoción.

-La promoción es un eje importantísimo. Ahora, más que nunca. Debemos conseguir ser un destino seguro. Es vital. Sin salud no hay economía. Hemos de ser líderes en seguridad.

-¿Estamos preparados para el día después?

-No creo que volvamos al punto de salida, al lugar en el que estábamos. Habrá un cambio de paradigma. Y tiene que ser así. En caso contrario significará que no hemos aprendido nada. Las cosas pasan por algún motivo. La crisis ha de ser una oportunidad. Habrá un antes y un después.

¿Y cual es el objetivo?

-El objetivo no es recuperar la Mallorca de antes del catorce de marzo, cuando se inició el confinamiento.Nos interesa activar Mallorca a nivel económico para no tener una crisis profunda. Ahora bien, hay cosas que ya no serán como eran antes. Y yo creo que es necesario aprender de las crisis. Hemos de saber que los servicios públicos son fundamentales y que la administración ha de ser muy potente. En el sector turístico creo que habrá un antes y un después. Habríamos de aprender que hemos de hacer las cosas de otra manera y profundizar en aquellas cosas que ya sabíamos que debíamos cambiar como el turismo de excesos...

-El Govern aprobó el pasado miércoles un decreto ley con medidas urgentes para reactivar la inversión que permite, por ejemplo, ampliar los hoteles un 15%..¿Es compatible con la sostenibilidad?

-No hay ninguna medida que incremente plazas. Entiendo las medidas aprobadas por el Consell de Govern. Y las comparto. El decreto ley es de medidas excepcionales para una situación excepcional. Por tanto, han de ser medidas temporales y dirigidas a reactivar la economía. Necesitamos incentivar la inversión privada. Y sin renunciar al futuro de Mallorca que queremos. No renunciamos, ni podemos hacerlo, a la sostenibilidad.

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de navegació.
En continuar amb la navegació entenem que acceptes la nostra política de cookies.