EL DERECHO DE GRACIA GESTIONADO POR EL PARTIDO POPULAR

MIQUEL PASCUAL

 

Aunque se cita en varios preceptos de la Constitución (artículos 62.i, 87.3 y 102.3) no existe ninguna definición constitucional, ni legal del Derecho de Gracia.

Éste puede definirse como la potestad de unos órganos en cuya virtud pueden beneficiar discrecionalmente a los individuos respecto de las consecuencias desfavorables que les acarrea la aplicación de las normas.

La manifestación más conocida de este derecho la encontramos en el ámbito del Derecho penal, aunque no es una figura exclusiva de éste. También puede aplicarse la potestad de gracia en otros ámbitos, como p. ej. en materia fiscal, militar, laboral o administrativa.

El indulto es una figura jurídica que conforma, junto con la amnistía, lo que se ha denominado “Derecho de gracia”. Se trata de una medida de carácter excepcional, que implica la remisión total o parcial de las penas de reos condenados en sentencia firme. A diferencia de la amnistía, que extingue el delito en sí mismo, el indulto supone el perdón público de una pena. En España el indulto lo otorga el Rey, a propuesta del Ministro de Justicia, previa deliberación del Consejo de Ministros.

El PP que empezó pidiendo el cumplimiento íntegro de las penas para los terroristas, fue concediendo terceros grados penitenciarios y acercando a presos de ETA hacia Euskadi y acabó concediendo indultos en cuanto estuvo en el poder. Una de las primeras decisiones del Gobierno de Aznar fue indultar a 15 ex terroristas de Terra Lliure.

El presidente del Grupo Parlamentario de Unidas Podemos, el soberanista Jaume Asens lo dijo de forma clara, es “sorprendente el cinismo y la hipocresía que hay en el papel del PP”, ya que cuando ocuparon responsabilidades de gobierno  los populares “indultaron arbitrariamente a decenas de violadores, corruptos, torturadores, policías torturadores, condenados por los GAL, secuestradores y asesinos”.

El PP tiene en su haber polémicos indultos que incluyeron la conmutación de la pena, parcial o totalmente, para dos ex.altos cargos socialistas condenados por los GAL, cuatro Mossos d'Esquadra que torturaron a un hombre para obligarle a confesar, 15 terroristas de la organización terrorista catalana Terra Lliure, un conductor 'kamikaze' y un Guardia Civil cómplice de una agresión sexual, entre otros.

El expresidente del Partido Popular, Jose María Aznar, llegó a conceder 5.948 indultos entre los años 1996 y 2004, llegando a ser el dirigente que más indultos firmó en sus años de mandato, con más de 700 al año. Además, el Ejecutivo de Aznar también ha sido el que más indultos ha dado a condenados por corrupción, llegando a los 139, ¡haciendo partido!.

Cuatro mossos de d'esquadra fueron condenados por torturar a un hombre detenido por error, amenazarle, golpearle y meterle una pistola en la boca para obligarle a confesar. Los policías debían cumplir penas de hasta cuatro años y seis meses de prisión decretadas por el Tribunal Supremo.

En febrero de 2012 el Gobierno del PP les concedió la medida de gracia, rebajando la pena a dos años de prisión, con el convencimiento de que los agentes no entrarían en la cárcel. También permutaron la inhabilitación por la suspensión de cargo público durante dos años.

En el Consejo de Ministros del 30 de mayo de 2014 se aprobaron ocho indultos, el más polémico, fue para un Guardia Civil condenado por grabar una agresión sexual, su delito omisión del deber de perseguir delitos. El agente Manuel Arbesú fue condenado por la Audiencia Provincial de Asturias a seis meses de inhabilitación especial para empleo o cargo público y al pago de la mitad de las costas procesales.

El indulto modificó la pena, que implicaba la pérdida de plaza de funcionario, por una multa de unos 500 euros, por lo que pudo seguir en el cuerpo.

El indultado, es hijo de José Manuel Arbesú Santamaría, a la sazón edil del Partido Popular en el Consistorio del municipio asturiano de Lena (Asturias), además de secretario general del partido en el municipio.

Al kamikaze de Alcira, un ejecutivo, un conductor borracho con informes en contra, pero defendido por un despacho de lujo, se le perdonó. Recordamos que el abogado que defendió al conductor kamikaze, que conducía borracho y que provocó la muerte de un conductor, al chocar contra él mientras circulaba en contradirección, era Esteban Astarloa, hermano del diputado popular Ignacio Astarloa, y en el mismo despacho trabajaba el hijo del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón.

Lecciones del Partido Popular en el tema de los indultos las mínimas. ¿Capisci?.

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de navegació.
En continuar amb la navegació entenem que acceptes la nostra política de cookies.