EL FUTURO DEL TURISMO DESPUÉS DE LA PANDEMIA

CAESAR FERREIRA

Semana

 

 

Si hay algo cierto, es que estamos viviendo una época en la historia de la humanidad sin precedente alguno, que ha golpeado fuertemente todas las industrias, incluyendo la tecnología. Se estima que el turismo mundial vuelva a la normalidad en el segundo semestre de 2022 y podamos volver a viajar con seguridad y tranquilidad entre 2024 y 2025.

La sociedad está cansada del encierro y del exceso de publicidad amarillista o negativa. Por eso es fundamental conocer las tendencias mundiales actuales para que no nos quedemos atrás y podamos disfrutar de ahora en delante de una forma más cómoda, orgánica, exclusiva y cercana los viajes.

En la actualidad, la gran mayoría de turistas optarán por locaciones naturales como playas, ríos, lagos, bosques, desiertos y todo lo alejado de la aglomeración, dando apoyo a la economía local con la visita a destinos locales, rurales y sostenibles dentro de su propio país.

Como resultado del confinamiento y las estrictas normas impuestas en distintos países, el viajero de la actualidad optará por conocer países cercanos y realizar trayectos locales, e incluso explorar lugares innovadores dentro de la misma ciudad, todo esto para evitarse dolores de cabeza y montones de requisitos que exigen hoy en día la mayoría de las naciones que reciben y recibirán turistas lo que queda de 2021.

Por otro lado, países como México, Brasil, Austria, Alemania e Italia lideran movimientos y acciones que promueven el turismo “Pet Friendly” para contrarrestar secuelas psicológicas y estrés generado por el confinamiento, incluyendo gran oferta de restaurantes, playas y hasta hoteles que reciben mascotas.

El activismo está a la orden del día. Hoy los turistas somos más conscientes de los movimientos sociales y políticos. Es más, podríamos dejar de visitar destinos con tendencias discriminatorias, racistas, xenofóbicas y de dictadura. El turismo sostenible gana más fuerza e importancia, hay conciencia de la importancia y necesidad de cuidar el medioambiente, prefiriendo usar auto particular en vez de avión para mitigar la huella de carbono.

Nos estamos convirtiendo en una comunidad futurista, una comunidad que ya no le teme a lo virtual; y es que hoy la tecnología no tiene límites y es clave para la adaptación y reactivación del turismo mundial. Es imprescindible reconocer que la situación mundial por la que pasamos nos enseñó mucho, hasta aprender a viajar desde casa a través de nuestros dispositivos electrónicos, conocer personas, gastronomía y maravillas del planeta gracias a la innovación de muchos destinos al brindar herramientas como recorridos virtuales que nos permiten descubrir hasta Marte sin salir de la cama.

Un estudio realizado por la compañía de viajes Expedia y la marca País, asegura que San Andrés será el lugar más solicitado por los colombianos para vacacionar, siguiéndole después lugares como Cartagena, Montería y Medellín; en la lista se incluyen rutas internacionales como Las Vegas, Nueva York, Orlando y Punta Cana, que después de los viajes internos tuvieron mayor acogida por el público colombiano, dejando ver la preferencia por los lugares cercanos.

Pero no podemos ignorar que un porcentaje menor de turistas arriesgados con deseo de seguir explorando el mundo tuvo en la mira locaciones lejanas y exóticas como Bora Bora, Maldivas y Canadá, lugares que albergan toneladas de naturaleza, destinos exclusivos y alejados de masas.

El mundo de los viajes está cambiando, empezando desde el momento de dar clic y reservar tus futuras vacaciones; actualmente las reservaciones de vuelos y hoteles se está haciendo con solo un mes de anticipación o menos, evitando el riesgo de cancelación del viaje por nuevas restricciones.

El planeta no se detiene y debemos adaptarnos a las nuevas modalidades, sin sacrificar el viajar. El tipo de transporte que utilicemos, el tipo de alojamiento en el que nos hospedemos y las actividades a realizar pueden aumentar el riesgo de contagio. Por eso, viajemos con seguro de viajes, preferentemente vacunados, sin mucho equipaje y mejor si es en auto o avión, sin tantas escalas. Cuidémonos en todo momento llevando elementos básicos de protección y eligiendo hospedajes con poca demanda como Airb&b’s, casa de familiares o hoteles boutique.

Aprovechemos todos los recursos digitales prácticos como el check in virtual, el menú con el código QR e infinidad de ayudas en pro a la seguridad, ya que muy pronto se oficializará el pasaporte digital de vacunación, el cual lo exigirán muchos países para el ingreso. También se demandará que los aeropuertos se acrediten como “seguros”.

Más allá de las medidas que vengan, el reto para el turismo ahora será fomentar la creación de destinos turísticos innovadores, renovando los que se quedaron obsoletos, a gran velocidad para captar gran número de viajeros, satisfacer y superar las expectativas del cliente y convertirse en tendencia para las próximas temporadas vacacionales.

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de navegació.
En continuar amb la navegació entenem que acceptes la nostra política de cookies.