El odio como obstrucción intestinal

JUDES MORENO

 

Hay personas no pueden esconder su malestar interno frente a otras personas, situaciones, acontecimientos o ideologías. A veces ese malestar es tan intenso que se convierte en una aversión profunda, incluso en odio visceral, y que no lo pueden disimular de ninguna de las maneras. Ese odio carpetovetónico se les nota en el hablar, en el escribir y en el no verbal de sus gestos.

Me entretengo en analizar escritos o intervenciones radiofónicas o televisivas intentando descubrir la presencia de esa obstrucción intestinal, mental y afectiva que es el odio. Me alegro cuando no la encuentro y pongo mayor interés en lo que dice y en sus planteamientos.

Si detecto un ápice de odio, lo lamento por la persona que lo padece; porque el odio convertido en intransigencia destruye al “odiador” desequilibrándole mental, racional y afectivamente. Le impide ser objetivo y dialogar serenamente consigo mismo y con sus circunstancias. Aviva un resentimiento, una intolerancia, un afán de revancha que le corroen las entrañas y no le dejan descansar, gozar de otras muchas cosas o personas que le rodean, en una palabra, de ser feliz. Pobrecitos los que de todo y siempre están descontentos, aunque no lleguen a odiar. En nuestro alrededor siempre encontramos a un alguien así.

No seré yo quien dé pistas sobre los temas, problemas, situaciones, acontecimientos que despiertan desazón u odio en algunas personas, porque el mismo tema o hecho causan reacciones distintas o divergentes en las personas. Pero les invito a descubrir o detectar por ustedes mismos la presencia del virus del odio en TV, en la radio, en los periódicos, en las tertulias, comentarios, etc.

En verano y al fresco es un buen momento para ejercitarnos en descubrir y eliminar en nosotros ese virus del odio que podemos anidar en nuestro corazón o en nuestra mente. Así nos sanaríamos y sanaríamos también nuestro entorno, nuestra sociedad…para no reventar por una obstrucción intestinal.

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de navegació.
En continuar amb la navegació entenem que acceptes la nostra política de cookies.