JOAN CARRIÓ: «MÁS ALLÁ DE CANTIDADES HAY QUE IDENTIFICAR BUENOS PROYECTOS»

ALEXANDER CORTÉS

Diario de Mallorca

 

 

Entrevista a Joan Carrió, Director de la Oficina de Fondos Europeos de Balears

“Baleares estará preparada para competir por atraer recursos de Bruselas que deberán servir para diversificar la economía”

 

 

Con lo tranquilo que estaba usted llevando las cuentas de Son Espases después de salir del Govern, ¿por qué ha aceptado meterse en la vorágine de la gestión de los Fondos Europeos?

 

La verdad es que vengo de un ámbito que me era muy familiar, aunque este año con la gestión de la pandemia ha sido intenso. Me hicieron esta propuesta y lo vi como una oportunidad de participar en un reto muy importante. De lo que seamos capaces de hacer tendrá consecuencias no sólo los próximos años, sino las próximas décadas. Hablamos de fondos Next Generation, porque será para las próximas generaciones.

 

La oferta se la hizo la propia presidenta Francina Armengol.

 

Sí, así es. La presidenta me hizo la propuesta, lo estuvimos hablando, viendo cómo podía encajarse todo, y al final me he incorporado y estoy hoy aquí.

 

La Oficina tendrá mucho peso en lo que es la nueva Conselleria de Fondos Europeos. ¿Habrá una bicefalia entre usted y el conseller Miquel Company?

 

No. La Oficina llevará la parte más técnica para priorizar los proyectos y a hacer el seguimiento para que no queden encallados, y el conseller llevará la parte más política. Son perfiles compatibles y trabajaremos en equipo.

 

El conseller ha estado hablando en las últimas semanas de hasta 600 proyectos entre públicos y privados por un valor de 5.000 millones de euros. ¿Cuándo se conocerán estos proyectos que llevará Baleares?

 

El Govern está recopilando las propuestas desde las diferentes instituciones, agentes sociales, sector privado y por eso tenemos estas baterías de proyectos. Ahora lo que tenemos que hacer es analizarlos todos para ver cuáles encajan y valorar su impacto económico, como la creación de empleo cualificado o su valor añadido. Algunos tendremos que descartarlos, porque no encajarán. La presidenta ya avanzó algunos como el polo biotecnológico o el tema de la movilidad eléctrica, pero no podremos acabar de concretarlos mientras no haya convocatorias del Gobierno.

 

Que la presidenta haya adelantado proyectos cuando aún deben evaluarse puede interpretarse como que ya los tienen y que este proceso de evaluación sólo servirá para dar apariencia de participación a la selección.

 

No, no hay nada definido. Sí que hay algunos, como los que hablamos, que se han empezado a trabajar, pero tenemos que ver cómo se pueden canalizar. Una cosa es que sean prioritarios para el Govern y otra que tengan posibilidades de tener financiación. Todo esto dependerá de esta evaluación, de las condiciones de las convocatorias y de la negociación con los diferentes Ministerios.

 

¿Teme recibir muchas presiones desde las diferentes instituciones y empresas para que el Govern avale los proyectos?

 

Aunque en algunos casos requiere la implicación de la parte pública, las empresas pueden presentar sus proyectos de forma autónoma. La Oficina queremos que sea útil y ayude a concretar y orientar los proyectos de tal manera que encajen en los objetivos planteados por el propio Govern y por la Comisión Europea.

 

La oposición le exige transparencia en la selección y gestión de estos proyectos para financiar con los fondos europeos.

 

Los fondos europeos serán los fondos más controlados. La Comisión Europea hará un seguimiento minucioso, con controles más elevados que otros fondos. Nosotros en las próximas semanas abriremos una web para dar toda la información del proceso y de los proyectos y una ventanilla para recoger propuestas de todos los interesados. La web también tendrá un apartado para poder hacer el seguimiento de los proyectos. Además se garantizará la participación de los agentes sociales en el Pacto de Reactivación.

¿Cuál será el camino de las próximas semanas o meses para la llegada de fondos europeos?

 

Lo primero es un plan estratégico, que contará con el asesoramiento del comité de expertos. El Gobierno tiene hasta el 30 de abril para presentar su plan y después la Comisión Europea tiene hasta final de junio para evaluarlo. En ese tiempo tenemos que trabajar en ese documento con los ejes estratégicos para esas inversiones y que incluya los proyectos ya presentados en Baleares.

 

El sindicato STEI ha denunciado que buscan funcionarios afines para completar la Oficina.

 

Nada más alejado de la realidad. De la selección del personal va nuestro éxito, tanto de la Oficina como del Govern. No se trata de buscar funcionarios afines, sino de encontrar los mejores perfiles. Son plazas de naturaleza directiva y el proceso habitual para su contratación es el de libre designación. Puedo entender el planteamiento del sindicato STEI, pero hay que entender que necesitamos la máxima agilidad y acortar los plazos al máximo.

 

Cuando lleguen los fondos, ¿el Govern tendrá el personal suficiente para gestionarlos?

 

Será cada uno de los promotores, sean entidades, las propias conselleries o las empresas públicas, quienes ejecuten los proyectos, pero cabe la posibilidad de impulsar consorcios para impulsar los proyectos de manera adecuada. La Oficina se ha creado con una estructura ligera para ser ágil, pero es posible que en un futuro se necesiten más recursos. Por eso trabajamos en un decreto ley para agilizar los trámites administrativos y también para cubrir las necesidades de personal que puedan surgir para llevar a cabo todos estos proyectos.

 

¿Corremos el riesgo de que pase como con otras inversiones que han llegado a las islas y que no se han realizado y se ha acabado devolviendo el dinero?

 

Si somos capaces de acceder a todo el volumen de fondos, tenemos que adaptar las estructuras para absorberlos y ejecutar los proyectos en tiempo y forma. En este caso, los términos son muy reducidos: los proyectos deben estar comprometidos antes de finales de 2023 y estar ejecutados antes de septiembre de 2026. Ya digo que en breve aprobaremos un decreto para agilizar todos los procedimientos administrativos.

 

¿Cuántos millones se ponen de meta que lleguen a Baleares?

 

Suficientemente altas son las expectativas como para que nos marquemos una meta nosotros. Intentaremos llegar al máximo de fondos posibles. Baleares estará preparada para competir por la llegada de estos fondos europeos.

 

Otras comunidades ya están haciendo grandes puestas en escena de los proyectos con los que competirán, como Euskadi con su corredor de hidrógeno. ¿Podrá competir contra estos grandes proyectos Baleares?

 

Como bien dice, son puestas en escena, porque todos estos proyectos deberán encajar con esos objetivos marcados y convocatorias de los Ministerios. La estrategia de Baleares es ir trabajándolos y tenerlos bien atados con los socios y partners adecuados.

 

Precisamente, una planta de hidrógeno era el proyecto para la actual planta de Cemex en Lloseta. ¿Puede ser el de Lloseta uno de los proyectos para atraer fondos europeos hacia Baleares?

 

Sí, es uno de los proyectos que tenemos sobre la mesa y tenemos que acabar de trabajarlo para que tenga la viabilidad necesaria. Tenemos reuniones las próximas semanas para darle un impulso.

 

La presidenta Armengol aseguró que se trabaja en proyectos con la Comunidad Valenciana.

 

Las próximas semanas habrá más información, pero es cierto que ha habido conversaciones. Aunque hay una discontinuidad territorial, nos conecta el mar y en el ámbito marino hay muchos temas a trabajar conjuntamente. Permítame que no dé más detalles porque está previsto comunicarlo en las próximas semanas.

 

¿Qué se juega Baleares en el reparto de los fondos europeos?

 

Representa una oportunidad muy importante para avanzar en los cambios que necesita nuestro modelo económico y social y que se han puesto de manifiesto con esta pandemia: avanzar hacia una diversificación, que encaja perfecto en las prioridades de estos fondos europeos Next Generation. Estamos ante una oportunidad histórica y más allá de llegar a la mayor cantidad posible de fondos, hay que identificar bien cuáles son los buenos proyectos, que sean tractores de los cambios que necesita nuestra economía.

 

 

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de navegació.
En continuar amb la navegació entenem que acceptes la nostra política de cookies.