LA EDUCACIÓN, TEMA OLVIDADO POR LOS MEDIOS. ALGUNAS REFLEXIONES.

MANUEL RASTOLL

 

 

Me ha llamado la atención lo poco que se está hablando de la educación en los medios de comunicación y el  Parlamento. La educación es la base del desarrollo de un país. El que hayamos tenido 8 leyes de educación desde la transición no demuestra nuestro interés, sino nuestra incompetencia. No hemos sido capaces de realizar una ley que aglutinase las aspiraciones de todos los partidos mediante un consenso general. Una ley en manos de los expertos, los funcionarios de la educación para que no dependiese de la ideología de unos partidos o coaliciones. La ley ha de ser de todos, fruto del consenso, y nacida de la necesidad del bien común de todos los ciudadanos. Y el gobierno de turno ha de protegerla y dotarla de sistemas educativos eficientes como se hace en algún que otro país (sistema educativo  de Finlandia, de Singapur...). No basta una ley legítima, porque las leyes de educación han sido votadas por el Parlamento. Es necesaria una ley de todos y para todos. Pero hoy quería hablar de la educación en este periodo de excepcionalidad. De su desarrollo durante la pandemia, de sus errores y aciertos, de sus dificultades y esfuerzos, del papel de las tecnologías, del currículum, de las ratios, de los sentimientos de los protagonistas y de los resultados en estos días de final de curso. Como es de sentido común el tema es muy complejo, y yo aunque he estado 40 años implicado en la psicología, la pedagogía y la enseñanza (ahora jubilado), no podría hacerlo sin una prueba de realidad, es decir , sin acudir a los profesores, que en este momento están implicados en la tarea. Por ello durante estas dos semanas pasadas he entrevistado a cuatro profesoras de los distintos niveles de la educación de Mallorca, Alicante y Madrid, y he consultado artículos actuales sobre el tema. De ello quiero hablaros. De esta forma evitaré, en lo posible,  hacer un artículo teórico. Aunque no he tenido información de todas las Co

munidades parece que tenemos tantas variaciones como Comunidades. Todas ellas tienen claro que la educación es un proceso que depende de la cognición (corteza cerebral) y la emoción (sistema límbico) y que la emoción es el pegamento del recuerdo. Con está premisa a la hora de organizarse en Alicante  enfocan la enseñanza en ámbitos con lo cual reducen el número de clases. Estos ámbitos son el lingüístico social que abarca lenguas e historia... Y el ámbito científico que abarca biología y matemáticas.. Las materias como música, gimnasia, se soslayan. Los profesores de apoyo (pt)se convierten en profesores tutores..y se afrontan las ratios, dividiendo los grupos y aumentando las horas presenciales del profesor. En otras provincias como en Baleares no se agrupan por ámbitos, pero se     parten los cursos para disminuir la ratio , aumentan las horas del profesor. No ven adecuado poner en manos de un profesor de apoyo las clases de ciertas materias.

En esta Comunidad  se nombró una Comisión para programar los contenidos  del currículum y terminaron en nada, se dijo a los centros  que lo organicen ellos a su buen criterio. En las distintas autonomías se han alternado las clases presenciales con las clases online sirviéndose de las distintas plataformas de Google u otras.

 G-suite...worksPace se adoptaron en Mallorca, pero me cuentan que dieron esa posibilidad ya empezado el curso con la dificultad para algunos profesores menos avezados en las tecnologías. Los mismos compañeros tuvieron que ayudarles. Y después entrenar a los alumnos.  Estos , los alumnos también  han tenido  dificultades por la falta de hábitos de estudio,  por falta de orden y horario y por las condiciones de casa. Una de las profesoras que en los días de online les llamaba para ayudarles, como estaba previsto, me comentaba que más de una vez ha encontrado al alumno en la cama. Pude ver la página de los alumnos  en la plataforma y algunos ni siquiera habían entrado. Otros no han ido a recoger su ordenador  de ayuda del Ministerio con el fin de esquivar las tareas y el control de su profesora. También me comentaban que para algunos los días de online de casa lo recibían como días de fiesta. La compañera de Alicante estaba contenta con sus resultados trabajando por ámbitos. Los alumnos buenos sean de niveles socioeconómicos altos o bajos, siempre son responsables y por supuesto que los hay.

Ciertamente los profesores han tenido que dar las clases y , por otra parte, vigilar las medidas de seguridad contra la Covid. Ellas me comentaban las tretas que tuvieron que hacer para que no las viesen como vigilantes. Según estos profesores el riesgo de contagio en los colegios es inferior que fuera del mismo. Son conscientes de una pedagogía activa y funcional y de contenidos significativos siguiendo los modelos de Vygotsky mediante la interacción social o de Piaget con la interacción con los objetos o  Devey con su " learning by doing",  o de pedagogías basadas en el refuerzo operante en cualquiera de los niveles, y sobre todo, en los alumnos en niveles de desarrollo como primaria y ESO. Me confesaban que en esta situación provocada por la pandemia resulta difícil trabajar los aprendizajes  siguiendo estas metodologías con rigor. Y resulta más con los alumnos vulnerables, porque llevan en sus hombros el impacto de  la muertes de sus familiares , el paro de sus padres o las necesidades básicas de muchos de ellos y el ruido de los medios sobre el tema del virus.  Todos en su entorno próximo se sienten afectados por las medidas Covid en su relación con los amigos, en su trabajo en equipo, en sus juegos, en el intercambio de materiales. Está distancia social afecta a sus emociones, y las emociones son un cóctel que como pegamento favorece el recuerdo o lo destruye, según el tipo de emoción.

. Ese cóctel repercute en su atención, en su interés y motivación, en su confianza y autoestima y en esa calma tan necesaria  para el aprendizaje. Por todo ello, me han repetido estas profesoras, que el nivel de conocimientos de los alumnos está bajando cada día que pasa y que sus títulos de la ESO y Bachiller son cada día más precarios. La rebaja de las exigencias de la selectividad también está repercutiendo en estas nuevas generaciones de la universidad. Es un retraso que se venía arrastrando con la reducción de medios en los presupuestos desde la crisis del 2008. Permitirme algunos datos: en el Informe PISA en ciencias y matemáticas en el 2019 estamos por debajo de la media de la  OCDE.  En el abandono escolar en el 2019 nuestra media era de 17,3% y UE de 10,6% (Xavier Bonal Aut. Barcelona). Somos el tercer país con más guetos en nuestros centros. Se llama gueto cuando los alumnos con niveles socioeconómicos bajos superan el 50% de las clases de algunos centros. Índice es de O--1...Finlandia es 0.19 OCDE 0.26 España O.32 Turquía O. 40.(Fuente ONG. Save the children )

El Ministerio de educación ha dado a las Comunidades un montante de 1600 millones. Se contrataron 39000 profesores de apoyo, de los que quedan ya 35000.  En los últimos años se estaba reduciendo la ratio escolar con la progresiva contratación de profesores y la ligera disminución de la población escolar. El profesorado está dando de si todo lo que puede. No sólo dan horas sino medios materiales. Me ha comentado una de las profesoras que para fomentar el trabajo cooperativo les compró de su bolsillo un invernadero. Otra profesora se tuvo que comprar un ordenador a parte para tenerlo a disposición de las clases online y las plataformas . El profesorado se encuentra agotado. Muchos de ellos han renunciado al café de la mañana por falta de tiempo y tranquilidad. Y mientras, ven en los alumnos el miedo y la ansiedad, que les está produciendo el entorno. Ven el aburrimiento y la falta de atención.

Por otra parte, los profesores perciben en las autoridades educativas una inquietud por las estadísticas, cuando insinúan hacia unos contenidos básicos o mínimos con tal que no se note el deterioro de la enseñanza en general. Ven que tan pronto se recuperen los contagios van a ir bajando las listas de contratación del profesorado. Ya se está hablando de que esta situación puede darse para Navidad. Y a veces tienen la impresión de que los padres lo que están pensando es que les guarden a sus hijos. Lo menos que les importa es la formación.

Los profesores no se sienten valorados ni por la población ni por los políticos y ni por los  líderes de la comunicación. Uno de los refuerzos de los sistemas educativos de Finlandia y Singapur es la valoración tan alta, que la sociedad tiene de ellos y de sus profesores. En el centro y norte de Europa el profesor, el pedagogo es uno de los profesionales más valorados y a los que mayor preparación se le exige porque de ellos pende el desarrollo personal y social sobre el que se va apoyar  la vida del futuro de su hijo.alquiler

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de navegació.
En continuar amb la navegació entenem que acceptes la nostra política de cookies.