¡TODO SE PEGA MENOS LA HERMOSURA!

MIQUEL PASCUAL

 

 

Si algo define la idiosincrasia de la sociedad americana es que es puritana, hipócrita, endogámica y reprimida y no precisamente por este orden.

No es casual que la gobierne un desnortado como Donald Trump, pero por algo gana en un país donde hay una ignorancia galopante, y una xenofobia que después del 11 de setiembre se quintuplicó. Hoy en día no se puede mostrar nada, no se puede hablar de ciertos temas, y es porque los conservadores son mayoría en este país.

Es en este contexto que ha estallado un movimiento ”Las vidas negras importan” para criticar el racismo sistemático y como contestación al asesinato del afroamericano George Floyd, que murió a manos de la Policía en Mineápolis. Un movimiento que tanto le da por derribar una estatua del primer presidente de Estados Unidos, George Washington, y prender fuego a su cabeza en la ciudad de Portland como por derribar en Portland una estatua del tercer presidente estadounidense, Thomas Jefferson, y pintarla con la frase “propietario de esclavos”.

Ciudades estadounidenses han retirado estatuas y monumentos que honraban a figuras confederadas, mientras que San Francisco ha retirado también su estatua de Cristóbal Colón tras una convocatoria para tirarla al mar. Albuquerque ha hecho lo propio con una estatua del conquistador español Juan de Oñate y, en el colmo de la estulticia se ha llegado a derribar una estatua de Fray Junípero Serra en San Francisco.

La sin razón ha llegado al mundo del cine con el episodio asquerosamente publicitario de retirar momentaneamente la película “Lo que el viento se llevó”, al sector de la gastronomía, la marca ‘Aunt Jemima’ cambiará su nombre y su logo tras las protestas contra el racismo.

En España, los Conguitos y el Cola Cao, han sido puestos ya en la lista de productos acusados de racismo. Me pregunto ¿cuando van a empezar a degüello contra  las judías, el brazo de gitano, las moras, los filipinos, la pasta a la puttanesca, el ron negrita, un cubanito, el ron cacique, un mulato, el arroz negro?.

No se puede ser más Papista que el Papa. Creo que con estas historias se están idiotizando, de tal manera, que van de culo, cuesta abajo, con patines y sin frenos.

Las principales obras de misericordia  espirituales son siete entre las que destacan las dos siguientes: enseñar al que no sabe, dar buen consejo al que lo necesita. Por lo que apunto una lista de platos francamente discriminatorios por si quieren invertir su pobre tiempo en cambiarles el nombre: “Huevos pobres con chorizo, Patatas a lo pobre, Lentejas pobres, Bollos pobres, Vieiras pobres, Angulas pobres, Patatas pobres al horno, Potaje de pobres, Caldereta de pobres, Arroz de pobres, Potaje de pobres, Gazpacho de pobres, Ensalada de tomate, mozzarella y atún (Ensalada para pobres), Sopa de lentejas (para pobres), Turrón de pobres, Sopa de pobres, Nopales pobres, Caballeros pobres (Dulce tradicional campechano), Berenjenas pobres, Hamburguesas Pobres, Tostadas pobres de jamón a la ranchera, Garbanzos pobres, Papas pobres, Jamón de pobres, Budín de pan “el postre de los pobres”, Caviar de los pobres, Chilaquiles rancheros de chile de árbol pobres, picosos, Lentejas rancheras mexicanas a lo pobres, Chorizo a la pomarola para pobres”.

Y hasta nuestra casa ha llegado la incultura y la estupidez norteamericana de nuevo, esta vez de la mano de una podemista con unas ganas locas de protagonismo solo similar a su incultura y su nula integración en nuestra sociedad.

Para que se sepa de quién estamos hablando, Sonia Vivas siendo policía local de Palma,  según el sindicato  CC.OO., recomendaba a las mujeres el uso de armas ilegales y de patear la entrepierna a los hombres.

A Sonia Vivas, ahora regidora de Justicia Social por Podemos en el Ayuntamiento de Palma, no se le ocurrió otra idea más brillante, el domingo después de que la estatua en San Francisco del misionero mallorquín fuera derribada, que declarar que en Palma “pacíficamente” debería pasar lo mismo. Horas después de que Sonia Vivas pidiera retirarla, la estatua de Fray Junípero Serra apareció  pintada con la palabra “racista”. ¡Mucha casualidad me parece a mí para negar que ambas cosas están relacionadas!.

Viendo la biografía de esta individua en la página web del ayuntamiento de Palma se lee “mujer lesbiana”, supongo que como mérito a tener en cuenta en su saber gestionar los asuntos públicos. Aunque yo me pregunto: ¿No será que es más una candidata al sofá de un psiquiatra que a un sillón en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Palma? y ¿No será que se ha equivocado de web, está buscando pareja y se creía que la web del Ayuntamiento de Palma era una web de contactos?.¿Capisci?.

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de navegació.
En continuar amb la navegació entenem que acceptes la nostra política de cookies.